Seguro que has oído alguna vez hablar de los implantes de carga inmediata. Pero ¿es verdad eso de que todo puede hacerse en un solo día y de forma sencilla?

¿Qué es un implante dental?

Un implante dental es el primer componente que el odontólogo coloca en la boca para reemplazar un diente natural que no ha habido manera de conservar.

En concreto, es un tornillo de titanio que se implanta en la mandíbula o maxilar a través de una sencilla intervención quirúrgica y sin molestias. Su función es la de hacer de raíz de la prótesis dental que ocupará el lugar del diente original.

La espera, el inconveniente de los implantes dentales

Uno de los pocos problemas de los implantes dentales está en el tiempo de espera entre la colocación del implante en el hueso y la colocación de la corona o prótesis dental.

Este intervalo, llamado periodo de osteointegración, suele ser de tres meses, y se puede alargar unos meses más cuando se utilizan técnicas de regeneración ósea (para ganar hueso).

Implantes de carga inmediata, la forma de acabar con la espera

En la mayoría de los casos esta problemática se puede solucionar con la carga inmediata y con una prótesis provisional fija.

La prótesis de carga inmediata consiste en poner los dientes provisionales fijos en las primeras horas tras la cirugía de colocación de los implantes dentales. De esta forma, evitamos el incómodo tiempo de espera de osteointegración.

¿Qué tecnologías hacen posible la carga inmediata?

La técnica de la carga inmediata es posible gracias a los escáneres y softwares que permiten una planificación en tres dimensiones (3D) del procedimiento.

Cuando se puede recrear de forma virtual la boca del paciente a partir de imágenes digitales, el odontólogo trabaja con la máxima fiabilidad y seguridad.

Altísimas ‘tasas de supervivencia’

En los últimos 30 años, se han realizado varios estudios de largo plazo, con seguimientos de los pacientes de entre 5 y 10 años. En todos ellos se han establecido tasas de supervivencia (éxito del implante) de entre el 97% y el 100%. Es decir, las nuevas piezas no tienen rechazo en la boca del paciente.

En Centro Dental Pereda, disponemos de una metodología muy desarrollada para implantes de carga inmediata. Sabemos que evitar esa larga espera representa una mayor calidad de vida para el paciente.

Si tiene cualquier duda, consúltenos y le informaremos.